dimarts, 19 de maig de 2015

ES LA HORA DE VILA-SECA, LA PINEDA Y LA PLANA



Hay momentos, igual como pasa en nuestras vidas, en que dejamos atrás lo viejo para empezar algo nuevo, termina una vieja era y el espíritu plural y tolerante de nuestra amada Vila-seca, reprimido durante tanto tiempo, encuentra su auténtica forma de expresión. Estoy convencido de que estamos en este preciso instante. Situados en este tránsito hacía el cambio en positivo nuestra candidatura se compromete a consagrar todo nuestro esfuerzo, capacidad política y trabajo honesto a mejorar la calidad de vida de todos los vecinos de Vila-seca, la Pineda y la Plana. No nos gusta que el nombre de Vila-seca haya acaparado tantos titulares de la crónica judicial durante estos últimos meses. Queremos mejorar la poca transparencia que se ha ejercido desde el actual Ayuntamiento. El nuestro será un gobierno del pueblo y para el pueblo.  

Esta mañana comentaba con mi amigo Alejandro la última exhibición de triunfalismo del actual alcalde en su balance de mandato y su obsesión por las obras faraónicas y la improvisación (mientras, por ejemplo, el patronato de música arrastra una deuda de más de 1,2 millones de euros y el castillo sigue cerrado a cal y canto). Mi amigo Alejandro es un vilasecano nacido en Jaén hace muchos años y que llegó a Vila-seca también hace muchos años buscando un trabajo para poder ganarse la vida. El progreso que ha vivido Vila-seca también es gracias a su esfuerzo y al de las personas como él. Pues bien, le explicaba a este vilasecano nacido en Jaén si le parecía razonable que el actual gobierno destine recursos públicos a gratificaciones de altos cargos municipales y a publicidad y auto bombo del alcalde cuando tantos y tantos de nuestros conciudadanos viven en carne propia el drama del paro. Pero mi amigo Alejandro es un hombre sabio no solo en sus palabras si no también en sus silencios, de manera que no me ha dicho nada y tan solo me ha parecido oírle preguntar en un murmuro cuando son las elecciones.   

Son este domingo, 24 de mayo, una cita con las urnas en la que los vilasecanos y vilasecanas no olvidaremos los ideales que nos han infundido fortaleza en los momentos difíciles. Podemos poner fin al pasado, que solo actúa ya por inercia, y que Vila-seca vuelva a descubrirse una vez más haciendo un paso colectivo de gigante.  

La libertad y el futuro conllevan responsabilidad. La responsabilidad recae sobre todos nosotros, el conjunto del pueblo de Vila-seca. El pasado ya ha terminado y es el futuro quien nos llama. A diferencia de otros, nosotros no diremos que el futuro es fácil o que no existen problemas ni dificultades. El futuro implica una lucha incesante para dar respuesta a las necesidades de los vilasecanos que sufren. Significa la lucha contra el paro, el fin de la pobreza y de la desigualdad de oportunidades. Mientras exista en Vila-seca sufrimiento, ansiedad y angustia por el presente y el futuro nuestra labor no habrá terminado por mucho que las campañas de marketing del actual equipo de gobierno insistan en lo contrario.


Por tanto unámonos todos para hacer posible este cambio sereno para mejorar. No es momento de críticas destructivas, agradecemos el esfuerzo que han hecho las personas que han tenido la responsabilidad de gobernar Vila-seca durante estos últimos lustros, pero pedimos paso porque ahora, por fin, es la hora de Vila-seca, la Pineda y la Plana.

Article d'Ander Basterrechea publicat al diari Més Tarragona  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada