dimarts, 20 de març de 2018

SIN PODER SALIR DE CASA




¿Hay personas que viven encerradas en su casa porque no pueden salir? No se cuando dejaremos de hablar de estas cosas, porque lo normal sería, eso, que no hablásemos, porque no podemos permitir que, en una sociedad como la nuestra, que se las da de avanzada, haya personas que se vean en la necesidad de reclamar poder entrar y salir de su casa sin dificultad.

Es de esos problemas que existen a nuestro alrededor pero de los que se habla poco, o nada. Los Medios de comunicación suelen recoger, de cuando en cuando, noticias que nos explican que por fin, con una silla de ruedas, se puede llegar hasta un arcén y luego subir al vagón de un tren (en Tarragona, mi ciudad, dentro de poco será posible), pero es difícil encontrar la noticia de que hay miles de personas que debido a tener una incapacidad o debido a la edad, no pueden ni tan solo salir de casa. Viven condenados a estar encerrados entre sus cuatro paredes y dependen de familiares, servicios sociales o vecinos para que les hagan la compra diaria en el supermercado o les compren en la farmacia las medicinas que muchas veces necesitan. Hablo de una realidad de la que seguramente muchos de quienes lean estas líneas saben, o conocen a alguien que la vive, o incluso ellos mismos la sufren.

Seria absurdo negar que no se haya avanzado, en estos últimos años. Solo hay que echar un vistazo a las reformas de la Ley de Propiedad Horizontal para comprobar que, como se ha hecho en el resto de Europa, las comunidades de propietarios, progresivamente, han ido asumiendo el coste de la accesibilidad de su edificio, como desde siempre han asumido las reformas o las puestas al día de sus condiciones estructurales, su estanqueidad, su habitabilidad o su seguridad.

Pero también es verdad que basta visitar sobre todo barrios de los extrarradios de nuestras ciudades para encontrar bloques de viviendas de altura considerable, con escaleras sin ascensor que pueden convertir a quienes viven en sus pisos mas altos, en prisioneros en su casa. Bloques habitados en la mayoría de los casos por personas de pocos ingresos, muchos de ellos pensionistas, que además difícilmente pueden hacer frente a los gastos  que significa adaptar un edificio para que sea accesible

Es por eso que el Grupo Socialista del que soy portavoz en la Comisión de Políticas Integrales par la Discapacidad, recientemente, ha presentado un Proyecto de Ley  que lleva por nombre  “PROPOSICIÓN DE LEY PARA ADAPTAR LA LEY 49/1960, DE 21 DE JULIO, DE PROPIEDAD HORIZONTAL, A LA CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD DE LA ONU” (*) queriendo contribuir a solucionar, en todo lo que sea posible, este problema.

Con el objetivo que las personas con discapacidad y las personas mayores, vivan mas libres  e independientes de lo que viven ahora.

Y porque no es justo que tengan que añadir, a las dificultades económicas que tienen el resto de los ciudadanos y ciudadanas de nuestro país, cuando quieren tener una vivienda digna, la dificultad que les supone poder entrar y salir de ella

Y la hemos presentado, también, por solidaridad con las personas a quienes afecta este problema. Y porque como socialistas tenemos la voluntad de acabar con la injusticia, allá donde la encontremos, pero también porque al hacerlo contribuimos a adaptar nuestra legislación a la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, que España ratificó. Cosa que nos obliga como país, independientemente del grupo parlamentario al que pertenezcamos, como obliga a cualquier gobierno independientemente del color político que tenga y por tanto al actual presidido por el Sr.Rajoy    

Y  también la hemos presentado para recordarle al gobierno que la ratificación nos supone a todos, un compromiso, mejor dicho una obligación con una parte considerable de nuestra sociedad que no ha cumplido. que hace ya unos meses que pasó el 4 de diciembre, la fecha en la que por ley,  todo tenia que ser accesible para todos.
Presentar, por nuestra parte, el proyecto de Ley para adaptar la Ley de Propiedad Horizontal a la  Convención, es nuestra manera de colaborar, desde la oposición en cumplir con ese compromiso con las personas con discapacidad y las personas mayores.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada